Porcuna es noticia

Las noticias de nuestro pueblo en www.deporcuna.com

Cumpleaños centenario de Soledad Herrera Corpas

Posted by deporcuna en 21 mayo 2011

Una vida marcada por el dolor y sufrimiento por la pérdida de sus seres queridos

El pasado 10 de mayo, Soledad Herrera Corpas cumplió 100 años. Ese día fue agasajada por su familia del pueblo y amigos con regalos y canciones, aunque la celebración familiar completa se realizó esta Navidad, cuando pudieron juntarse los 5 nietos, 8 biznietos y sus 2 nueras, ya que algunos residen fuera de Porcuna. En el mesón del restaurante Ana Pilar fue esta celebración, donde Soledad se desplazó a pie desde su morada en la Carrera de Jesús. A parte de la comida no faltó la tarta centenaria con sus velas, que tuvo que apagar la homenajeada como manda la tradición, ni el ramo de flores que le regalaron los presentes. Después de la comida, Soledad fue paseada en coche por algunas calles del pueblo, tal como ella quería, visitando el barrio e iglesia de San Benito, barrio de Albaicín, plaza de San Juan o calle Albercón entre otras. Un día inolvidable para ella y su familia.

Acompañado por su nieto Enrique y su nuera Lola, Soledad nos recibe sentada en su sillón frente a la ventana del antepecho de su piso en la Carrera de Jesús, en que vive desde hace 45 años. Con semblante amable y vivaz, Soledad se conserva excelentemente con un cutis suave y reluciente que no delata su edad. Desde su mirador ha oteado esta céntrica e importante vía de la localidad, por donde ve pasar todos los acontecimientos y vida social de Porcuna. Y aunque la vista y el oído le fallan un poco, no pierde detalle del devenir de su ciudad. Con una lucidez y memoria prodigiosa, le encanta componer poesías y leer a diario, más que ver la televisión. Sus lecturas favoritas son novelas y escritos relacionados con la iglesia, ya es muy cristiana y católica practicante, como ella bien asevera. Y aunque la aflicción va por dentro, se le nota una entereza y perseverancia ante la vida enorme, con ojos brillantes y ganas de hablar constantemente. En uno de sus poemas resume su vida: “Me case con veinte años, mi marido veintitrés, / a los veinticinco años yo viuda me quedé, / con tres hijos como soles, el más chico con un mes. / Cuando los tuve casados se me murieron los tres. / Mi vida como veréis más triste no puede ser. / De sufrir nadie se muere, por experiencia lo sé. / Hoy cumplo los cien años y todavía estoy en pie”.

Soledad herrera nació en 1911 en el número 46 de la calle Altozano. Allí se crió con sus padres, Enrique Herrera Pérez y Providencia Corpas Cobo, y sus 8 hermanos. Recuerda que tuvo una infancia buena y feliz, y su padre tenía una confitería grande e industrial en uno de los casinos del pueblo. Cuando tenía 5 años la familia se trasladó a la Carrera de Jesús y a los 13 años a la actual plaza Porcuna por la Paz, y allí transcurrió su adolescencia y juventud inmersa en las labores del hogar hasta que se casó. Nos comenta muy dicharachera y risueña que con su buena presencia tuvo varios pretendientes, pero eligió el que más le gustó, José Vallejo. Este mozo regentaba un comercio y aunque era maestro, apenas ejerció el magisterio salvo esporádicamente dando clases particulares. Soledad y José se casaron el 17 de septiembre de 1930 y fruto del matrimonio nacieron sus tres hijos varones, Emiliano, Enrique Benito y José. Pero la desgracia vino con la guerra. Una bomba caída en el pueblo segó la vida de su marido. Viuda y con tres hijos muy jóvenes a su cargo la posguerra fue dura. Se fue a vivir con su madre y su hermana Araceli, con las que estuvo hasta que fallecieron, primero su madre y recientemente su hermana, con la que ha pasado casi toda su vida. Tuvo la suerte de abrir un estanco lo que remedió su situación y donde trabajó constantemente hasta su jubilación. Ello le permitió sacar adelante su familia de manera holgada. Aunque la vida le deparaba más sufrimiento y dolor, ya que con el transcurso de los años tuvo que enterrar a todos sus hermanos y a sus tres hijos.

Cien años dan para mucho y Soledad ha tenido que superar el padecimiento, el desconsuelo y la tristeza ante la pérdida de tanto ser querido. Aquí, tanto el cariño de su familia, como el refugio en su religiosidad han sido claves para recuperar la fuerza, la entereza y el aguante ante la desgracia. Su amor por la lectura y la poesía le han hecho y le hacen cultivar su memoria e inteligencia, y le han ayudado a mantener una vida sana, pero el secreto para llegar a cumplir 100 años está en “hacer una vida recta, sin excesos y ordenada”, nos cuenta Soledad de manera firme. Sus dos nueras, Lola y Adela, y sus nietos siempre están cerca y le dan todo el cariño del mundo para que esta afable anciana cumpla muchos años más.

Anuncios

2 comentarios to “Cumpleaños centenario de Soledad Herrera Corpas”

  1. gato de la plazoleta said

    Enhorabuena Soledad.Enrique que la disfruteis muchos años mas. un abrazo

  2. ¡Que usted los disfrute, señora!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Fluyendo Libre-mente

Flujos de agua, de números, de información, de libertad...

A %d blogueros les gusta esto: