Porcuna es noticia

Las noticias de nuestro pueblo en www.deporcuna.com

Posts Tagged ‘escultura’

Luis Emilio Vallejo presentará pronto su nuevo libro ‘Paisajes de la Piedra’

Posted by deporcuna en 10 marzo 2017

El técnico de cultura del Ayuntamiento de Porcuna, Luis Emilio Vallejo Delgado, ya tiene lista su nueva publicación: “Paisajes de la Piedra: Técnicas de la Cantería y la Escultura Ibérica. Porcuna (Jaén)”.

Publicado por la Editorial Ákaba en colaboración con el Ilustre Ayuntamiento de Porcuna (Jaén), será presentado en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

En palabras de la prologuista del libro, la Catedrática Teresa Chapa:
“Esta obra de Luis Emilio Vallejo nos muestra la milenaria tradición del trabajo de la piedra en Porcuna, escrita desde el amor que el autor siente por una actividad que ha marcado una buena parte de la historia de esta ciudad, en la que todavía encontramos maestros que nos explican cómo el arte condiciona el oficio y cómo la piedra puede conocerse, sentirse y respetarse como un elemento privilegiado de la naturaleza.

…/…

El libro “Paisajes de la piedra” tiene por tanto una vocación didáctica, rescata y valora un arte y un oficio que encaja con dificultad en estos tiempos en los que se prefiere la mecanización y los materiales baratos a la obra cuidada y laboriosamente realizada.  Su texto, claro reflejo de la fecunda dedicación del autor durante años al conocimiento y difusión del trabajo de la piedra, tiende puentes para que los profanos comprendan y valoren el mundo de la cantería y los conocedores se vean reflejados y reconocidos en una actividad que ha modelado sus propias vidas.”

Luis Emilio Vallejo Delgado. Porcuna (Jaén). 1967. Doctor en Bellas Artes por la Universidad de Granada 2000. Posee el título de Experto Universitario en nuevas técnicas de prospección y excavación arqueológica de la Universidad de Granada, 1993. Ha sido Director del Museo Arqueológico Municipal de Obvlco (1997-2016). En la actualidad es Técnico de Patrimonio Cultural en el Ayuntamiento de Porcuna (Jaén).

Su línea de investigación se centra en las técnicas escultóricas de la cultura ibera. En el año 2009 fundó el Laboratorio Experimental de Arte y (Es)Cultura Ibera como Proyecto de Investigación del Museo de Obvlco.

Fruto de esta línea han sido sus colaboraciones con proyectos de investigación: (Proyecto HUM2007/60074):<<Escultura ibérica: estudio iconográfico, tecnológico e historiográfico>>. Ministerio de Ciencia e Innovación, que ha tenido como investigadora principal a Teresa Chapa Brunet. Publicando artículos como el del Toro Orientalizante en la revista científica COMPLUTUM (2012, VOL.23 (1): PP.121-143). También la monografía sobre los Conjuntos Escultóricos de Cerrillo Blanco de Porcuna en la Editorial de la Universidad de Granada en 2012.

Otro proyecto en el que ha intervenido es el PROYECTO (CTQ2011-28079-C03-03 del Plan Nacional I+D+I) <<Estudio y control del biodeterioro de obras de arte pictóricas y objetos arqueológicos mediante técnicas moleculares, bioanalíticas y micro/nanoscópicas (FEM-FIB)>>.

En el año 2013 fue nombrado Miembro de la Red de Expertos del Proyecto Campus de Excelencia Internacional en Patrimonio, concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación (CEB09-0032). Universidad de Jaén.

Posted in Arte/Historia/Patrimonio, Cultura/Fiestas/Tradiciones, Sociedad/Asociaciones/ONGs | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

El próximo domingo se colocará la primera piedra del monumento a la Virgen de Alharilla

Posted by deporcuna en 13 febrero 2017

Posted in Religión, Sociedad/Asociaciones/ONGs | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Una visión un poco libre de una escultura de Cerrillo Blanco por Eslava Galán

Posted by deporcuna en 22 diciembre 2016

Nuestro paisano José Javier González Delgado nos envía para su publicación la visión ‘un poco libre’ de una escultura de Cerrillo Blanco por Juan Eslava Galán”, extraída de su libro “Los iberos”:

El masturbador.

La escultura más desconcertante del conjunto funerario de Porcuna es la que representa a un masturbador en plena comisión de amor propio. La insólita escultura está medio disimulada en un rincón de la sala del museo de Jaén, pero a pesar de ello capta poderosamente la atención del visitante. Para el catálogo oficial señala «Lo más sobresaliente de esta figura es el gran falo que sujeta firmemente con la mano derecha. Es demasiado grueso y en él se aprecia parte del bálano y está claro que le ha sido practicada la circuncisión».
La valoración negativa del calibre del instrumento es, quizá desacertada. Tendríamos que haber sondeado la opinión del propietario de la pieza, y la de su pareja, antes de atrevernos a descalificarlo tan rotundamente. En cualquier caso, el aparato reproductor representado es tan notable que, de haber aparecido separado del cuerpo, fácilmente podrían haberlo tomado por un objeto distinto. En una reciente visita al museo presencié como un niño preguntaba a su padre: «¿Papá, qué hace ese señor, qué tiene en la mano?» Y el padre, saliendo del paso con notable desenvoltura, le respondía: «Un helado de dos euros, hijo, de los de bola»; a lo que la madre, cotejando el miembro, replicó: «¡De dos euros, nada: ese helado es por lo menos de cinco euros!».
¿Qué pinta un masturbador en un contexto religioso y funerario? Una vez más tenemos que recurrir a paralelos culturales mediterráneos. En un texto sagrado egipcio leemos: «En el principio era el caos. Caos era la oscuridad. El primer dios Ammón, surgió de las aguas usando tan solo su fuerza para formar su cuerpo. Solo, cogió su pene con su mano. Hizo el amor a su puño. Alcanzó el placer con sus dedos y con la llama de la ráfaga de fuego que surgió de su mano, creó el universo». Un dios se masturba y crea el universo.
He aquí el sentido religioso de esa acción, aunque religiones posteriores la hayan condenado como pecaminosa. En realidad lo que hizo Ammon, según el mito egipcio, fue beber su semen y luego escupirlo. De las gotitas esparcidas surgieron sus hijos divinos.
Un dios primordial se masturba y de su semen esparcido nace el mundo con todo cuanto contiene. Una explicación mucho más poética que la verdadera, en la que el Dios primigenio crea al hombre del barro y a la mujer de una costilla del hombre.
¿Un mito egipcio entre los iberos del siglo -V? ¿Por qué no? Objetos egipcios se encuentran, incluso en fechas más antiguas, en contextos ibéricos, traídos por los fenicios[23]. Los mitos bien pudieron llegar también con aquellos comerciantes. Los mediterráneos participaban de muchas tradiciones culturales comunes desde mil años antes.
Las escenas con dios masturbador, como muchas otras representaciones sexuales de los monumentos egipcios, fueron eliminadas por los piadosos cristianos que señorearon el país del Nilo durante siglos. San Antonio y sus anacoretas se ensañaron con las imágenes paganas de los templos, especialmente con los falos y las representaciones sexuales.
En ciertos santuarios egipcios se suponía que el dios realizaba actos sexuales para garantizar la creación y renovarla. En un pequeño santuario, al final de la gran avenida de Karnak, se masturbaba ritualmente la estatua del dios Ammón todos los días, antes de la salida del sol. De esta forma el dios renovaban la creación. Los arqueólogos creen que la estatua debía poseer un pene de tamaño considerable, aferrado con su mano izquierda. Había a su servicio una sacerdotisa conocida como «la Esposa de Dios» o «La Mano de Dios», lo que indica claramente cual era su papel en el rito.
«Algunas imágenes de Karnak pueden parecer algo desagradables (largos penes erectos, jóvenes deidades succionando sus propias partes y otros exhibiéndolas impúdicamente) —escribe el arqueólogo Gay Robbins de la universidad de Emory (USA)— pero eso formaba parte del concepto del mundo según los egipcios».
El poder del faraón procedía también de este rito de masturbación. Una vez al año, al inicio de la subida del Nilo, el monarca navegaba desde su residencia en Menfis a Karnak, recogía en su barca la estatua de Ammón erecto cubierta con una tela de lino blanco y la llevaba a Luxor, donde el faraón, su esposa y la estatua se quedaban en una cámara oscura del gran templo.
No tenemos indicios de la clase de ceremonia que realizaban la pareja divina y la estatua itifálica (o sea, en erección), pero sí que el faraón reafirmaba su puesto participando solemnemente en el rito.
En todo el Mediterráneo, el sustrato neolítico y su religión basada en rituales de reproducción han dejado rastros de adoración al falo. En el mundo griego y romano es frecuente la representación desde los modelos más antiguos, que son primero una simple columna de piedra con terminación redondeada, a la que, en una etapa posterior, se añade la figuración esquemática de un pene erecto y arriba una cabeza. Con el tiempo evolucionan y dan el sátiro o sileno, un hombre selvático con orejas puntiagudas y cola de caballo perpetuamente itifálico, que acosa sexualmente a las ninfas de los bosques.
En el museo de Jaén, la escultura del masturbador, una de las cumbres de la estatuaria ibérica, el héroe o dios que empuña el falo más rotundo del arte español, por otra parte tan pacato y monjil, está casi relegado al anonimato, en un rincón mal iluminado de la sala, para evitar que los visitantes se escandalicen.
No es nuestra intención enmendarle la plana a nadie, pero a nuestro juicio debería situarse en un lugar más prominente, siquiera sea por respeto a su carácter religioso. Lo que ocurre es que la masturbación arrastra muy mala prensa en estas generaciones nuestras, educadas en los prejuicios y en el oscurantismo de los piadosos colegios del franquismo nacional-católico. Ya va siendo hora de eliminar los prejuicios y sacar la masturbación del armario, porque, como decía mi admirada Antoñita Colomé, la gran actriz de los años 30-40 del pasado siglo y mujer desinhibida y libre de prejuicios: «Chingar está bien, no digo yo que no, pero lo mejor de todo es el gustito que se da uno mismo».
Arrastrado por la gravedad del asunto, quizá me he apartado un poco de la línea que traía, que era estrictamente arqueológica. Séame perdonada esta breve digresión, sin duda aburrida para el lector, que está deseando conocer más detalles científicos de la escultura ibérica del siglo -V.

El libro podéis leerlo en https://es.scribd.com/document/270332326/Los-Iberos-Juan-Eslava-Galan

Posted in Arte/Historia/Patrimonio, Literatura y teatro, Sociedad/Asociaciones/ONGs | Etiquetado: , , , , , , | Leave a Comment »

Concluye el taller ‘Ven y Esculpe un toro de Porcuna’

Posted by deporcuna en 1 septiembre 2016

Durante los días 3, 10, 17, 24 y 31 de agosto el Ayuntamiento de Porcuna, ha realizado este taller de escultura ibera a través de las actividades culturales programadas para este verano.

A través del Museo Arqueológico Municipal de Obvlco y en el Centro de Recepción de Cerrillo Blanco se ha realizado esta actividad destinada a toda la familia.

El taller proponía la confección de un relieve del toro de Porcuna. Las técnicas para su talla han sido las apropiadas para obtener en un par de horas una obra de artesanía en piedra local.

Todos los participantes al final han obtenido una talla del torito de Porcuna que se han llevado como recuerdo de su paso por este singular taller.

Ven y Esculpe un toro de Porcuna ha sorprendido a todo aquel que ha querido aprender a tallar la piedra local, uniendo patrimonio arqueológico, historia y bellas artes.

Información y fotos de Luis Emilio Vallejo.

Posted in Arte/Historia/Patrimonio, Ayuntamiento, Educación/Formación, Sociedad/Asociaciones/ONGs | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

El Ayuntamiento erige un monumento a los canteros de Porcuna

Posted by deporcuna en 27 noviembre 2010

Foto facilitada por Luis Emilio Vallejo Delgado

El Ayuntamiento de la localidad ultima el Monumento Homenaje a los Canteros de Porcuna, que está siendo ubicado en el cruce de las calles Carrera de Jesús, Antonio Aguilera, Marconi y Calzada del Paseo de Jesús.
Se trata de una escultura con la imagen de un cantero que nace de la roca madre y a su vez está esculpiendo un toro. La figura está protegida por un gripho, escultura de Cerrillo Blanco que, a la espalda del cantero, representa el alma de éste. La basa está realizada con tres grandes zamarrones de piedra arenisca y la escultura en piedra caliza. Con ello se simbolizan las dos piedras usadas en la antigüedad. La figura del cantero está naciendo, es decir, aún no ha terminado de emerger, por ello sus piernas aún están dentro del bloque, y sus manos salen de la piedra. El monumento está hecho en piedra, pesa 4000 kilos y su autor es Luis Emilio Vallejo.
El proyecto, que ha tardado en realizarse tres años, forma parte de una investigación sobre técnicas escultóricas íberas del Museo de Porcuna, que ha servido para constatar los procesos del taller ibero y ensayar técnicas escultóricas.
En próximas fechas el Ayuntamiento va a editar un catálogo que escrito por Teresa Chapa, Catedrática de Arqueología de la Universidad Complutense, Ricardo Olmos, director de la Escuela Española de Arqueología e Historia en Roma y por el Alcalde de Porcuna.
Con esta escultura al Ayuntamiento y el Pueblo de Porcuna rinde el merecido homenaje a los verdaderos artífices de su historia: los canteros-escultores de Porcuna.

Posted in Arte/Historia/Patrimonio, Ayuntamiento, Cultura/Fiestas/Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , | 16 Comments »

Una escultura para la iglesia de la perra gorda

Posted by deporcuna en 24 agosto 2010

Noticia extraída de Diario Jaén (24 de Agosto de 2010)

                  Miguel Ángel de la Rosa / Porcuna
Una escultura en piedra que representa la virtud teologal de la Caridad decora desde ayer la portada principal de la Iglesia Parroquial de la Asunción de Porcuna. La estatua de tres metros de altura y unos 1.800 kilos de peso, es obra del artista porcunense José María Recuerda Cobo, que ha invertido en su creación tres años de trabajo.

Faltaban pocos minutos para las diez de la mañana cuando comenzó la delicada operación de colocación de la obra. Muchos vecinos pudieron presenciar el emocionante izado de la escultura que, con la ayuda de una enorme grúa, se elevó hasta alcanzar su hornacina situada a 18 metros de altura. Desde una canastilla elevada por otra grúa, el constructor Daniel Aguilera y un ayudante, se encargaron de fijarla y asegurarla. El trabajo culminó con el añadido de las dos manos de la Caridad. Su diestra extendida muestra un corazón alado y su izquierda protege la figura de un niño. Ambos símbolos, corazón alado y figura infantil, son alegorías de la virtud teologal de la Caridad.

El motivo de tan especial encargo no es otro que la conmemoración del primer centenario del templo parroquial, consagrado en 1910. El afamado arquitecto Justino Flórez fue el responsable de los planos de este templo en estilo neorrománico bizantino. Su intención era crear una gran iglesia neogótica, respetando el estilo gótico de la antigua iglesia de Santa María la Mayor. Sin embargo, la falta de fondos lo convenció de la necesidad de optar por un diseño más sencillo y barato, pero igualmente bello. La primera piedra se puso en 1888, pero, el proyecto se ralentizó por falta de fondos. Fue el carismático misionero Padre Tarín quien dio nuevos bríos a la obra. Para ello propuso a los porcunenses que cada vez que tuvieran diez céntimos en su mano, una perra gorda, la guardaran para la obra.

El Ayuntamiento se sumó a la idea, creando un impuesto voluntario sobre los granos y aceites. Por cada fanega o arroba vendida, diez céntimos irían destinados a la construcción del templo. Por eso la nueva iglesia pronto fue bautizada popularmente como la de la perra gorda. Al final, los gastos de construcción de la iglesia superaron con creces los cálculos iniciales y el coste fue de más de 500.000 pesetas.

Hacia 1903 ya estaba concluida la obra de fábrica pero había que decorar el templo. Y entonces se optó por encargar un mural a un joven pintor cordobés, un todavía desconocido Julio Romero de Torres. El que años después se convertiría en uno de los más importantes pintores de España en el siglo XX realizó un hermoso fresco en la bóveda del presbiterio dedicado a la Asunción de la Virgen, titular del templo. Los contratantes quedaron tan contentos que le encargaron también otros dos frescos más para las capillas del crucero. Así se crearon los murales de la Santa Cena y de la Sagrada Familia. Pero el dinero no dio para más y quedaron inconclusos elementos como las tres virtudes teologales (Fe, Esperanza y Caridad) que debían embellecer la portada principal.

En 2006, con la llegada del nuevo párroco Jesús Millán Cubero, y ante la proximidad del centenario, surge la idea de realizar, al menos, una de las tres figuras proyectadas. La comisión encargada del centenario pensó en José María Recuerda. El autor se ofreció a realizar el proyecto, que ha recorrido varias fases. “El bloque de piedra original pesaba unos siete mil kilos. Se trata de un tipo de piedra, denominado Bateig, que se extrae en Novelda (Alicante) y que es ideal para este tipo de obras”, comenta el artista. Aunque la actividad artística de José María Recuerda se centra más en la pintura, el autor se muestra orgulloso de la obra realizada. “Me ha gustado volver a trabajar en piedra, porque la escultura y la piedra tienen otros argumentos diferentes. Me he quitado miedos. Y estoy bastante satisfecho del resultado”, comenta el autor quien siente haber superado un reto pues reconoce que contratos de este tipo son muy poco frecuentes, tienen presupuestos muy ajustados, y conllevan una gran responsabilidad. La Caridad ya otea desde su excepcional mirador el ajetreo diario de los porcunenses que han acogido con orgullo y entusiasmo el proyecto escultórico.

Posted in Arte/Historia/Patrimonio, Religión | Etiquetado: , , , , , | 8 Comments »

 
Isabel Jalón Rojas

coastal physical oceanographer